Saltar al contenido
Psicología de Omar

Amigos imaginarios ¿Alucinaciones de los niños?

Amigos imaginarios

Aunque en los últimos tiempos ha disminuido significativamente, he visto en mi consulta con relativa frecuencia niños que son llevados por sus padres por presentar “alucinaciones”, según ellos. En ocasiones los padres usan un término mucho más apropiado. El niño tiene amigos imaginarios, irreales; juega con ellos, conversan, comparten sus alimentos y sus juguetes. Los amigos imaginarios son amigos invisibles que se mueven por la casa, se sientan en la sala. Casi siempre ocupan la habitación del niño y pocas veces salen del hogar.

Los niños pueden desarrollar relaciones afectivas con dependencia de sus amigos imaginarios, y como estos son muy persistentes pueden crear un verdadero caos familiar. Tuve una vez un paciente que tenía un amigo blanco. Él lo veía y al preguntarle como era su amigo solo respondía: – Blanco. Nunca pude conocer otra característica, solo que era “blanco”. Cuando la madre del niño iba a sentarse en la sala, el niño que estaba sentado frente al TV le gritaba: – ̉¡Cuidado, aplastas a mi amigo!

Actitudes de este orden en los niños muchas veces preocupan a los padres ¿Es una alucinación? ¿Es que está enfermo de la mente? ¿Qué puede ser y Cuanto puede afectar esta conducta?

Lo que no son los amigos imaginarios

  • No son un tipo de alucinación, al menos si se considera esta como un síntoma psiquiátrico.
  • No son señal de un mal funcionamiento mental.
  • No son señal de que se avecina una enfermedad de ningún tipo.
  • No son razón para asustarse, entristecerse o preocuparse en exceso.
  • Su presencia no acarrea afectaciones para los niños, ni a corto ni a mediado o largo plazo.

Qué son los amigos imaginarios

Los amigos imaginarios son por lo general actitudes compensatorias en niños hipo-estimulados, con pobre socialización con otros niños o que pasan mucho tiempo solos. Es solo señal de la carencia de relaciones del niño y de la necesidad de aumentar el tiempo y frecuencia de relaciones con otros niños.

Los amigos imaginarios están experimentando un franco descenso, están prácticamente en peligro de extinción. Esta podría ser una muy buena noticia si fuese a consecuencia de un mundo infantil más socializado, pero resulta preocupante cuando tal desaparición obedece a su sustitución por el consumo de pantallas de video en teléfonos, televisores, toda suerte de equipos electrónicos, que no solo compensan, sino que estimulan la pobre socialización de los niños (Ver el artículo referente a los efectos de las pantallas en los niños).

Los amigos imaginarios en los niños no acarrean afectaciones ni a corto ni a mediano o largo plazo Clic para tuitear

Recomendaciones ante la aparición y persistencia de amigos imaginarios

  • No dar señales de alarma, restar importancia a esto, no darle carácter de problema.
  • Es válido interactuar usted mismo con el amigo imaginario del niño, tratarlo con respeto, ser parte de la fantasía, lo cual hará que deje de ser una relación diádica y privada para momentos de soledad.
  • Planificar la vida del niño dejando más tiempo a la socialización con otros niños, preferentemente de su edad.
  • Cuidar de no facilitar el aumento del consumo de pantallas de video.
  • Disminuir el tiempo en que el niño permanece solo.

Aun cuando los amigos imaginarios tienden a desaparecer por si solos cuando aparecen amigos reales, también pueden acompañar al niño hasta muy avanzada la niñez, incluso trascender a la misma. Para su mayor tranquilidad, si lo desea puede buscar mayor orientación o ayuda especializada de un psicólogo.

A %d blogueros les gusta esto: