Saltar al contenido
Psicología de Omar

Intranquilidad del niño, un problema familiar

Familia con niños intranquilos

La intranquilidad del niño es especialmente referida en los niños menores de 5 años. Los niños intranquilos tienden a ser menos recurrentes para la edad escolar, aun cuando, en esta edad se mantiene como el más frecuente síntoma de ansiedad.

Los niños intranquilos necesitan mucha atención de los padres. Los cuales con frecuencia se quejan de que es demasiado y que no pueden seguirle el ritmo. En tal situación por lo general apelan sin éxito a muy variados métodos y frecuentemente terminan usando métodos violentos. Los cuales pueden ser efectivos en el momento, pero con peor resultado a largo plazo. Si usted como padre se ha visto en tal situación le proponemos que revise el artículo Los métodos educativos violentos.

Los niños intranquilos necesitan mucha atención de los padres #NinoIntranquilo #NiñoInquieto Clic para tuitear

Causas de la intranquilidad del niño

La intranquilidad del niño tiene múltiples factores causales que pueden integrarse en al menos cinco grupos:

  1. Factores asociados a una enfermedad: Las más frecuentes pueden ser, neurológicas o psiquiátricas, entiéndase Epilepsia, Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (niños con TDAH) o un funcionamiento neurótico. Éstas son las de más frecuente diagnóstico en los niños intranquilos y que invariablemente necesitan atención especializada (Neurología, Psiquiatría o Psicología, según corresponda).
  2. Factores hereditarios: El tipo de sistema nervioso, el temperamento y muchos otros aspectos tienen carácter hereditario. Resulta de valor  
    conocer si la conducta indeseada del niño recuerda la de alguno de sus padres, tíos o primos, en su niñez.
  3. Factores del entorno: Ambientes con hiperestimulación, muy cambiantes, permisivos, inconsistentes, violentos, con ruidos, bullicio, con muchas personas, pueden generar niveles de excitación en los niños que justifiquen la intranquilidad.
  4. Factores asociados a relaciones sociales excitantes: en ocasiones los niños establecen relaciones cotidianas con personas que usan juegos muy tensionantes para el niño. Especialmente adolescentes y adultos jóvenes de la familia (padres, tíos, primos u otros parientes), o del entorno cercano (vecinos o amigos de los padres). Los juegos pueden ser verbales, aunque por lo general implican actividad física. La característica distintiva de este tipo de juego es la aparición en el niño de una risa nerviosa y constante, y el no querer ni poder detener el juego, que por lo general termina con el niño llorando.
  5. Factores asociados a actividades específicas: Contrario a lo que puede pensarse, la actividad física en los niños intranquilos no genera intranquilidad. Sin embargo, se ha venido estudiando recientemente el efecto del alto consumo de pantallas en los niños y uno de los efectos negativos que se reportan es precisamente la intranquilidad y el déficit de atención.

Elección del método educativo para ayudar a los niños intranquilos

Aunque las causas abordadas son muy diferentes, debe señalarse que la intranquilidad resultante es, en muchos casos, similar. Para su adecuada disminución es necesario poder distinguirlas, en tanto, solo atendiendo a las causas puede encontrarse su posible solución. El uso indiscriminado de cualquier método educativo no es recomendable y puede hacer más mal que bien.

Un niño que de alguno de sus padres hereda un tipo de sistema nervioso fuerte, desequilibrado y móvil, que justifica su intranquilidad, no debe ser medicamentado para lograr que sea tranquilo. Cuando se hace uso de fármacos por lo general se obtiene una de dos consecuencias:

  • El sedante provoca mayor irritabilidad y el niño se torna mucho más intranquilo
  • Se logra tranquilizar al niño bajando el tono cortical y con él su capacidad de aprendizaje.

Una vez retirado el sedante la conducta vuelve a su estado inicial al no haberse modificado en función de su causa.

Métodos que pueden usar los padres de niños intranquilos

  • Ayuda especializada: Búsqueda de ayuda médica o psicológica, puede incluir farmacoterapia o terapias alternativas. Debe reservarse para los casos en que la causa se asocia al padecimiento de alguna enfermedad, descritos anteriormente. En estos casos la intranquilidad rebasa lo que puede ser considerado como conducta activa normal, leer artículo Hiperactividad en los niños.
  • Métodos educativos: Incluye las conversaciones explicativas con el niño, la estimulación de la conducta deseada, la desestimulación de la conducta indeseada (extinción), la imitación, entre otros. No recomendamos el uso de métodos violentos como críticas, regaños, castigos o pegar al niño por las razones que se explican en el artículo Los métodos educativos violentos. Los métodos educativos pueden ser utilizados independientemente del origen de la intranquilidad. Suelen ser más efectivos con el segundo grupo de causas
  • Higiene ambiental: Existe una relación directa entre la actividad del niño y las características del ambiente, las actividades que realiza y los tipos de relaciones que establece. Los padres deben realizar un análisis de los aspectos que no están funcionando bien en el entorno del niño y corregirlos para facilitar la modificación conductual.

Deben evitarse desacuerdos en la educación, conflictos en la familia, especialmente discusiones en presencia del niño. Evitar ruidos innecesarios y elevados (la música con volumen muy alto clasifica como ruido). Un ambiente tranquilo produce un niño tranquilo. El escaso desarrollo del autocontrol implica la necesidad del control ambiental. Se debe tener en cuenta las premisas para educar bien a los hijos.

Así mismo deben eliminarse todos los juegos que alteren, retozos, juegos de manos, esconderse para asustar, mortificar, burlas, entre otros. Esto no implica limitar la actividad física del niño. Cuando el niño corre se cansa y luego está más tranquilo, cuando le caen detrás se altera y su intranquilidad aumenta. Además, la exposición a teléfonos, televisor, pantallas de video en general, debe ser controlada y nunca antes de los 3 primeros años. Más elementos sobre este tema podrá encontrarlos en Los niños y las pantallas de video.

La higiene ambiental se recomienda en todos los casos, pero puede ser especialmente útil en los tres últimos grupos causales descritos.

Un ambiente tranquilo produce un niño tranquilo Clic para tuitear

Si tiene alguna duda sobre este tema o desea comentarnos su experiencia puede hacerlo escrbiendo un comentario en el formulario que aparece más abajo.

A %d blogueros les gusta esto: