Saltar al contenido
Psicología de Omar

Los niños y las pantallas de video

Los niños y las pantallas de video

Hace poco más de 20 años tuve en consulta una niña de alrededor de dos años de edad que llamó mucho mi atención. Era un caso muy raro para mí, había tenido un desarrollo presumiblemente normal hasta cumplir el primer año de vida, llegando a pronunciar sin dificultad las primeras palabras. Sin embargo, a los 14 meses según la madre, había sufrido un proceso de involución en el desarrollo y dejó de hablar por completo.

Presentaba la niña un cuadro sintomático muy florido. Caminaba en puntas de pie, movimientos estereotipados, lenguaje muy pobre, ecolalias, no miraba a la cara. Todo lo cual recordaba mucho al autismo. Pero a diferencia de este trastorno la niña era capaz de establecer relaciones afectivas de gran calidad. Un dato que me llamó la atención fue que el padre había comprado un reproductor de videos (DVD) y la niña pasaba hasta 8 horas diarias viendo dibujos animados y videos musicales. Por eso lo llamé “el síndrome del DVD”.

Pocos años después el caso dejó de ser raro, un número cada vez mayor de niños con características similares, empezó a acudir a mi consulta. Ya para ese entonces la comunidad científica se había pronunciado respecto a los niños y las pantallas de video.

En la actualidad no está reconocido en los glosarios internacionales de clasificación de enfermedades psiquiátricas el diagnóstico de autismo inducido o sobreimpuesto. Término que actualmente se está usando y que me he negado a aceptar para mis pacientes.

Permitir que el niño pequeño vea pantallas de video y productos audiovisuales genera afectaciones en su desarrollo Clic para tuitear

Lo cierto es que, clasificada o no, exponer al niño a productos audiovisuales genera un número importante de afectaciones al desarrollo. Ya sea en teléfonos móviles, tablets, computadoras, televisores y toda suerte de equipos electrónicos con pantalla. La amplitud y profundidad de las afectaciones es mayor en dependencia del momento del inicio y del tiempo de exposición.

El inicio de la exposición a pantallas de video

En mi consulta se reportan casos de inicio alrededor de los seis meses de vida. Es muy frecuente que los niños ya consuman antes de cumplir el primer año. Fundamentalmente audiovisuales diseñados para niños pequeños (videos musicales, películas, dibujos animados como Dora y Diego, Mickey Mouse, también materiales de Baby Einstein, Baby first, entre otros).

Lo curioso es que, en países desarrollados, donde se producen estos materiales, controlan, o al menos intentan tomar medidas para el control de su uso (Francia, EEUU, Australia). Esto me recuerda la fabricación de bombas, se producen en países desarrollados para que exploten en los que no lo son.

Sobre el momento en que un niño puede iniciar el consumo de contenidos electrónicos existen contradicciones. Después de treinta años de investigaciones no existe consenso en cuál es el momento adecuado para el inicio de la exposición. Los investigadores se dividen entre los que consideran inocuidad y los que refieren afectaciones.

Existen pocas evidencias de efectos positivos en menores de tres años. A partir de investigaciones desarrolladas por un equipo de investigación en Cuba del cual soy parte; personalmente coincido con quienes creen que los videos para niños y otros productos audiovisuales genera afectaciones desfavorables en su desarrollo.

Los niños menores de 3 años no se deben exponer a pantallas de televisores, teléfonos, tablets y otros equipos tecnológicos Clic para tuitear

Los niños menores de 3 años no se deben exponer a pantallas de televisores, teléfonos, tablets y otros equipos tecnológicos. Los productos audiovisuales pueden provocar afectaciones al desarrollo en los niños pequeños, aunque en su promoción digan lo contrario.

El tiempo de exposición a las pantallas de video

Tuve un paciente menor de tres años que llegó a la increíble cifra de 12 horas en un solo día. Por lo general los niños que atiendo están expuestos entre 2 y 6 horas diariamente.

A partir de los 3 años se debe limitar el tiempo y tipo de contenido digital al que se expone el niño, nunca más de 30 minutos por día. Clic para tuitear

A partir de los 3 años o de los 6, en dependencia del desarrollo del niño, se deben establecer límites sobre el tiempo y el tipo de contenido que usan. Sin que sustituyan el sueño adecuado, la actividad física las relaciones familiares y con coetáneos, entre otros comportamientos esenciales para la salud. Nunca más allá de media hora por día.

En mi experiencia, cualquier consumo de medios digitales en un niño menor de 3 años es excesivo y eso debe repercutir desfavorablemente en su desarrollo. Si por demás, el niño presenta alguna señal de las que describo más adelante en las afectaciones fundamentales, la edad de comienzo debe extenderse a los 6 años.

En ocasiones algunas madres de niños pequeños con afectaciones me preguntan cuánto puede consumir su hijo. Por lo general respondo:

Imagine que es un frasco de veneno, unas simples gotas son dañinas, una dosis alta es fatal. Decida usted cuanto le va a dar a su hijo.

El por qué de la exposición de los niños a las pantallas de video

El niño pequeño no tiene suficiente autonomía para decidir qué actividades realiza, son los padres y adultos responsables de su cuidado quienes deciden por ellos. Los adultos son los responsables del uso de audiovisuales en los niños pequeños.

Esta decisión el adulto la toma por una o varias de tres razones:

  • Percepción errónea de utilidad: Creen que es bueno, que aprenden más, que aprenden otros idiomas, que favorece el desarrollo, calma a los niños intranquilos.
  • Baja percepción de riesgo: Los medios de difusión masiva por lo general promueven el consumo. Por otra parte, se piensa que si el niño está tranquilo frente a la pantalla está a salvo de otros peligros.
  • Percepción de utilidad: El consumo de pantallas en el niño libera al adulto de la atención al cuidado y provee tiempo para dedicar a otras actividades, necesarias o atractivas. La pantalla actúa como una “eficaz” niñera electrónica.

Afectaciones fundamentales encontradas en mis pacientes

  • Dificultades en socialización
  • Trastornos severos del lenguaje
  • Ecolalias
  • Movimientos estereotipados
  • Marcha en puntillas
  • Aleteo con los brazos
  • No fijan la mirada al hablar con ellos, no miran a la cara

Evidentemente, estos síntomas recuerdan los del cuadro autista. Diagnóstico que, de ser otorgado, complicará la vida del niño y de la familia por la conducta terapéutica que implica. Se reportan además, trastornos de la atención y del aprendizaje, obesidad, violencia, tendencia a la adicción a drogas, entre otras afectaciones en individuos altos consumidores, que inician tempranamente.

Cierto es que no todas las investigaciones concuerdan con que las afectaciones descritas son consecuencia del uso de pantallas de video. Sin embargo, no se han podido demostrar los efectos positivos que pudiesen tener y de los que frecuentemente se habla. En otras palabras, puede que haga mal, o que no lo haga, pero parece estar más claro que no hace bien.

Recomendaciones

Mi principal recomendación para los familiares de niños expuestos al uso de teléfonos, televisores y demás equipos electrónicos con pantallas de video:

Todos los equipos tienen un botón que dice OFF (apagar), sencillamente, ¡Úselo!

Otras Recomendaciones

  • Evite instalar equipos con pantallas en el cuarto del niño.
  • No tenga prendidos mucho tiempo equipos de este tipo y nunca lo use como sonido de fondo para otras actividades.
  • Estimule mucho el juego con objetos.
  • Participe de jugos conjuntos con el niño.
  • Háblele mucho, léale cuentos y cántele canciones usted mismo.
  • Utilice juguetes propios de la edad, como rompecabezas y juegos bloques de lego. Si económicamente no es posible, use toda suerte de objetos que no representen peligro y que el niño pueda manipular a su antojo.
  • Déjelo deambular libremente por la casa en determinados momentos, con supervisión.
  • Sáquelo de paseo con frecuencia y después de los 2 años estimule la realización de juegos con otro niño. Después de los 5 años, con más de un niño y preferiblemente en espacios abiertos.
  • Dedíquele tiempo. A fin de cuentas, es su hijo.
Mi principal recomendación para los familiares de niños expuestos al uso de teléfonos, televisores y demás equipos electrónicos con pantallas de video: Todos los equipos tienen un botón que dice OFF (apagar) sencillamente úselo. Clic para tuitear
A %d blogueros les gusta esto: