Saltar al contenido
Psicología de Omar

Premisas para educar bien a los hijos

Premisas para Educar bien a los hijos

Una muy querida amiga, a raíz de haber publicado sobre el uso de métodos violentos para educar a los niños, me preguntó haciendo referencia a cómo educar bien a los hijos (la cito textualmente):

Pero ……¿y qué se hace? ¿Contar hasta……..100 000 000….?

Su preocupación no me tomó por sorpresa. Tan arraigados están los métodos violentos que muy frecuentemente en mi consulta los padres se desconciertan cuando yo prohíbo su uso durante 15 días, previo a iniciar la atención del niño y las preguntas en este sentido son inevitables. Por lo general no doy respuestas, me ha dado más resultado decir no sé y comprometerme a que juntos buscaremos soluciones.

Por supuesto, no pretendo hacer esto ahora, aunque de alguna manera lo he hecho cuando han pasado más de 30 días de haber publicado sobre los efectos de los métodos educativos violentos. Preferí intercalar varios artículos sobre otros temas antes de decidirme a hablar sobre formas adecuadas de educar a los hijos.

Educar bien a los hijos es una tarea compleja Clic para tuitear

Educar bien a los hijos es una tarea compleja. Derivados de la actividad humana se han escrito libros y manuales, y se han creado vías para la formación de quienes la realizan. Existen hoy miles de cursos, carreras de nivel medio y de nivel superior que enseñan el cómo hacer. Sin embargo, no existe ningún programa oficial de formación para ser padres, a pesar de que prácticamente todos tuvimos, o tendremos algún día, que realizar esa función.

La naturaleza pocas veces se equivoca, pero frecuentemente tiene cosas curiosas. Las mujeres mayores pierden la posibilidad de dar a luz, sin embargo, ya están aptas biológicamente para hacerlo a la temprana edad de 12 o 13 años. Con poca experiencia pueden tener hijos, con mucha no pueden hacerlo.

Todo lo anterior provoca que sea prácticamente imposible la educación perfecta por parte de la familia. Con frecuencia me he negado a aceptar que mis alumnos, responsabilizados con la evaluación de un niño, me digan que el ambiente familiar y los métodos educativos utilizados son adecuados. Les pido que profundicen, pues es poco probable que todo esté bien.

A mi criterio existen premisas personales y familiares para el empleo de métodos educativos adecuados.

Premisas personales para educar bien a los hijos

  • Querer al niño y estar dispuesto a demostrarlo. El niño necesita oír cuanto lo quieren y lo importante que es para sus padres. Como dice Silvio:

Solo el amor convierte en milagro el barro, solo el amor engendra la maravilla.

Silvio Rodríguez
  • Aceptar y respetar al niño tal cual es. Gustar de sus típicos modos de reaccionar. Si no te quiero como eres no te quiero a ti, sencillamente quiero a otro. No pretender que el niño se conduzca como un adulto y participar de sus fantasías y juegos.
  • Tener comprensión, paciencia y tolerancia. El mundo no se acaba porque una cosa salió mal, se rompió algo o se cometió un error.
  • Ser capaz de observar y escuchar. Hay que ver lo que ocurre, escuchar al niño y creer en él.
  • Ser flexible. Las cosas no tienen que ser de una sola manera. Para ser buenas no tienen que ser como yo digo.
  • Tener tiempo. Vivimos en constante estrés, el trabajo, la casa, los estudios, etc. Si no tienes tiempo, no tengas hijos. Si los tienes, dedícales tiempo. Las justificaciones no valen.
  • Disfrutar en cada momento la relación con el niño.
Si no tienes tiempo, no tengas hijos. Si los tienes, dedícales tiempo. Clic para tuitear

Estos primeros principios no contradicen otros:

  • Tener y defender en cada momento la autoridad como adulto. Si bien no debe abusarse de ella, la autoridad debe ser usada.
  • Ser capaz de establecer normas y límites. Nadie hace lo que quiere, ni usted ni yo, ni nadie. El niño tiene que aprender que hay cosas que son NO, algunas con explicación, otras sin ellas, pero son NO. La vida no da explicaciones. Adquirir la capacidad de aceptar los NO es aprender para la vida.

Además, para educar bien a los hijos, los padres deben…

  • Desprenderse de su pasado educativo. Ser con sus hijos como quieren ser, no como fueron con ellos.
  • Ser conscientes de lo que se espera del niño y del impacto de sus actos al educar a sus hijos. No tiene sentido que el padre mienta o que maltrate a las personas y pretenda que su hijo no lo haga.
Los padres deben desprenderse de su pasado educativo: Ser con sus hijos como quieren ser, no como fueron con ellos. Clic para tuitear

Premisas familiares para educar bien a los hijos

La familia que utiliza, predominantemente, métodos educativos adecuados construye un ambiente armónico, estable, consistente, saludable, enriquecedor y de estimulación al desarrollo integral del niño. Los niños que crecen en ambientes con estas particularidades tienen una mayor probabilidad de crecer saludables y felices y de enfrentar de una mejor manera los conflictos y problemas que se le presenten en toda su vida.

A %d blogueros les gusta esto: