Saltar al contenido
Psicología de Omar

Conflictos entre padres y abuelos al educar a los niños

Padres y abuelos en la educacion de los niños

¡Qué recuerdos más lindos los de la infancia! Muchos de ellos relacionados con los abuelos, esas personas llenas de amor y de arrugas. No hay vejecita más linda que mi abuela. No puede ser de otra manera, los abuelos quieren, permiten, miman, aconsejan, defienden. Sí, nos defienden incluso a veces hasta de nuestras madres. Pero ¿cuál debe ser el papel de los abuelos en la educación de los nietos? Muchas veces surgen problemas entre padres y abuelos, en este artículo te brindamos recomendaciones para evitar y resolver estos conflictos.

No cualquiera puede ser abuelo, hay que ganárselo año sobre año. Cargando preocupaciones y sinsabores, disfrutando lo mejor de la vida, aprendiendo a fuerza de tropezones, cayendo y levantándose, equivocándose, rectificando y pagando las consecuencias de los errores.

El título de Abuelo por lo general nos llega cuando ya tenemos mucha experiencia acumulada, ¡Cuánto valor para guiar a nuestros hijos en la educación de los suyos! En muchas culturas se venera a los ancianos merced a la sabiduría que les asiste por todo lo vivido. ¿Pero se valora igual entre nosotros? Por supuesto que no.

No cualquiera puede ser abuelo, hay que ganárselo año sobre año. Clic para tuitear

Es frecuente en nuestros tiempos la familia multigeneracional. El estrés y las condiciones de vida, entre otros aspectos, en ocasiones complica la adecuada relación inter generacional. Uno de los aspectos en los que más se expresan las tensiones es precisamente en las ideas de cómo educar a los niños.

Abuelos o padres ¿de quién es la razón?

No siempre los abuelos comparten y aceptan los métodos empleados por los padres. Se agudiza en padres y abuelos jóvenes, en tales casos, los abuelos no reconocen la autoridad de los padres amparados en su escasa experiencia y se sienten en condiciones de educar mejor. Y pueden, en algunos casos, tener razón.

En mi consulta estos conflictos se hacen evidentes con frecuencia, ante el empleo de métodos violentos por parte de los padres, ante la poca preocupación y falta de atención, ante altos consumos de pantallas de video en los padres, que implica despreocupación hacia el niño, ante el uso desmedido de la autoridad. Tales circunstancias frecuentemente generan la intervención de los abuelos en la relación padre-hijo y puede llevar a un escenario de desorganización familiar.

Puede que la razón la tengan los abuelos, en ocasiones la tienen los padres, de cualquier forma, toda razón se desvanece cuando se pierde el control en las relaciones. El caos que se impone daña a los abuelos, debilita la necesaria autoridad de los padres y va en detrimento de una buena educación a los niños. Sus efectos suelen ser más devastadores que los de la situación inicial.

Los abuelos no merecen las consecuencias, los padres tampoco y mucho menos los niños, que en nada son responsables de las contradicciones, pero que intentando aprovecharlas a su favor, terminan siendo perjudicados. Como muchos padres y abuelos son seguidores del blog Psicología de Omar, me he permitido en este artículo trazar algunos esbozos de los límites necesarios en las relaciones intergeneracionales intrafamiliares con respecto con la educación de los hijos.

Recomendaciones para el orden familiar

Siga estas recomendaciones para el orden generacional de la familia en la educación de los niños (apuntes para la aclaración de roles en la familia).

A los padres

  • Escuchar a las personas mayores es siempre recomendable, sus opiniones se sustentan en una amplia experiencia. Ellos pueden ayudar
  • Los abuelos merecen respeto. No hay razón para molestarse con ellos y de existir tal, se pierde por completo al maltratarlos aun de palabra.
  • No se debe abusar de la ayuda de los abuelos. Corresponde a los padres cargar el peso del cuidado, tomar decisiones y la mayor responsabilidad en la educación de sus hijos.
  • Los padres deben cuidar su autoridad y exigir respeto, tanto de los hijos como de los abuelos, por ser padres. El ser hijo de los abuelos del niño no cambia esta condición.
  • Los padres no deben quitar la razón a los abuelos delante del niño. Cualquier desacuerdo debe ser discutido cuando él niño no esté.
  • Los padres deben querer, cuidar y respetar a los abuelos. Ellos lo merecen de por sí, independiente de si se lo han ganado o no.

A los abuelos

  • Los padres son los responsables de la educación de sus hijos. En la misma medida en que usted es responsable de la educación de sus hijos, sus hijos lo son de la educación de los suyos.
  • Los abuelos no deben interferir en las decisiones y conductas de los padres con respecto a los niños y mucho menos quitarle la razón.
  • Lo que dicen los padres tiene que ser cumplido por el niño aun cuando los padres no estén.
  • Los abuelos no están en condiciones de procrear. Esto está en relación con el hecho de que ya no están en condiciones de asumir totalmente la responsabilidad de educar.
  • Los hijos también merecen respeto. Sobre todo cuando ellos tienen también la condición de padres.
  • Ayudar a los hijos a cuidar y educar a los nietos es aspiración de muchos abuelos. Pero si la ayuda significa quitar la razón, hacer lo contrario, interferir en los conflictos, apañar situaciones; deja de ser ayuda para ser obstrucción.

A ambos (padres y abuelos)

  • Quienes toman las decisiones en la educación de los niños son los padres, a ellos corresponde hacerlo. Aun si se equivocan (lo cual puede ocurrir) lo recomendable es aceptar sus decisiones. No hacerlo por lo general acarreará problemas mayores.
  • El niño tiene que obedecer tanto a los padres como a los abuelos, pero las normas tienen que ser las mismas.
  • Es importante que padres y abuelos encuentren posiciones comunes y lleguen a acuerdo en lo referidos a la educación del niño. Debe evitarse imposiciones. Si no hay acuerdo el derecho corresponde a los padres.
  • Todos los adultos deben ser cuidadosos de no herir la susceptibilidad de los otros adultos de la familia, en especial la de los abuelos.
  • La mejor forma de llegar a acuerdos es que ambos acepten la posibilidad de estar equivocados y entiendan el punto de vista del otro. En los análisis de las situaciones deben hablar por turnos, al que no le toca hablar, debe escuchar.
  • Tanto padres como abuelos deben abogar por el uso de métodos educativos adecuados que estimulen el crecimiento personal del niño.
  • Todos los miembros de la familia están en el deber de evitar el uso de métodos educativos violentos.
Quienes toman las decisiones en la educación de los niños son los padres Clic para tuitear

Que los padres educan y los abuelos consienten es un mito. No tiene que ser necesariamente cierto. Con frecuencia he visto padres en mi consulta que tienen grandes limitaciones para educar, al menos para educar bien. De igual forma he conocido de muchos abuelos que para nada pueden ser considerados consentidores.

La buena convivencia obedece a saber cuál es la posición de cada cual, qué me corresponde y que no, respetar el derecho del otro, escucharlo y tratar de entenderlo. La educación de los niños puede y debe ser un objetivo que una a la familia y contribuya al bienestar de todos los miembros.

A %d blogueros les gusta esto: