Saltar al contenido
Psicología de Omar

Soluciones mágicas para comodidad de los padres

Soluciones mágicas

Hadas, magos y brujas, son algunas de las muchas maravillas de la invención humana. Desde los Reyes Magos hasta Harry Potter, un sinnúmero de personajes han cubierto, desde la literatura, nuestras mejores expectativas de entretenimientos. Seres que dan soluciones mágicas a situaciones muy complejas con solo pronunciar extrañas y enigmáticas palabras o con un simple movimiento de sus baritas mágicas.

Así encausamos nuestras fantasías desde la niñez más temprana, esperando soluciones fáciles y rápidas a nuestros problemas y preocupaciones. Pero, lamentablemente, las soluciones mágicas no existen, aun cuando muchos, empujados por algunos con intención dudosa, seguimos esperando un milagro salvador que nos quite de golpe y porrazo la responsabilidad y el esfuerzo.

Soluciones milagrosas de uso frecuente

A continuación te muestro las “soluciones mágicas” más comunes que suelen utilizar los padres, para resolver los problemas que se presentan en la crianza de los niños. Ya tenemos publicado en nuestro blog de psicología infantil varios artículos con recomendaciones para muchas de las situaciones descritas.

Darle al niño lo que quiere para evitar rabietas

Darle al niño lo que quiere o cambiar la idea para evitar rabietas, berrinches, pataletas o perretas, es una frecuente solución mágica engañosa. Claro está que obtener ganancias es un incentivo para cualquier persona, recibir algo agradable cuando da un berrinche, provoca su desaparición inmediata. Pero solo desaparecerá el berrinche actual porque, a la par de esto, se creará rápidamente un mecanismo reflejo condicionado en el niño. Si da berrinches obtiene ganancias, con esto es fácil predecir lo que ocurrirá en el futuro.

Lea nuestras recomendaciones para solucionar las rabietas.

No responder con la verdad a preguntas difíciles

Muchos padres no dicen la verdad, mienten o dan evasivas para evitar respuestas complejas a las preguntas que hacen sus hijos. La necesidad de nuevas impresiones mueve a los niños a preguntar lo que no comprenden. Encontrar respuestas adecuadas a sus preguntas es un verdadero quebradero de cabeza para la familia. En ocasiones por la complejidad de la pregunta en sí, otras veces por los temas sobre los que pregunta.

No pocas veces, ante situaciones de esta índole, aparecen respuestas como “cuando seas más grande lo sabrás”, esta es un clásico de respuestas evasivas. Responderle a los niños que el familiar fallecido está en el cielo, puede ser una respuesta muy adecuada en familias con clara formación religiosa, pero puede resultar dudoso y generar confusiones en niños de familia con formación laica.

El niño pregunta cuando está preparado de alguna manera para conocer, de hecho, la pregunta es reflejo de conocimientos inacabados. Si los padres no completan su conocimiento, el niño recabará la información de otras fuentes, las cuales pueden no ser confiables.

Soluciones mágicas que nos ofrece el mercado

Muchos accesorios para niños y bebés se pueden adquirir en las tiendas. Algunos, aunque prometen servir de gran ayuda para los hijos y son aceptados por los padres como algo bueno para el desarrollo del niño, realmente no lo son tanto y en determinados casos, su uso, puede causar más daños que beneficios al niño.

En la siguiente lista podrás conocer cuáles son, a mi juicio, los accesorios que más afectan la salud mental y desarrollo psicomotor del niño y el por qué.

Solución mágica: Chupete
El chupete o tete tiene inconvenientes para el bebé

Uso del chupete cuando llora

El uso del chupete (también conocido como tete o chupón) es una antigua y extendida solución mágica para que el bebé no llore, el primer modo de entretenimiento en el desarrollo ontogenético de los hijos. Pero vale preguntarse ¿Por qué lloran los bebés?

El llanto en los niños lactantes, que es la edad predominante donde se comienza con el uso del tete, es la principal vía de comunicación con los adultos. El llanto es, por lo general, expresión de algo que afecta al niño. Con él se expresan prácticamente todas sus necesidades, hambre, sueño, estar mojado, carencia de afecto, entre otras. Puede expresar incomodidad, calor o frío en exceso, necesidad de un cambio de postura. También malestar y dolor tienen esa misma forma de expresión.

La madre desde muy temprano aprende a diferenciar las tonalidades del llanto de su hijo, que le permiten identificar, con estrecho margen de error, la causa que lo provoca. Así, sin detenerse a analizar, corre cuando su bebé está en peligro, o se prepara para responder en correspondencia a la necesidad que lo aqueja.

No obstante, frecuentemente el llanto puede ser molesto para la familia, incluida la propia madre, sobre todo si están cansadas o agobiadas. En tales casos, el chupete se encarga de resolver el problema. Sin embargo, el inofensivo y bonito tete es un eficiente vehículo de trasmisión de enfermedades, afecta el normal desarrollo y reduce la comunicación del niño con su entorno, incluida la propia madre.

Rueditas adicionales para bicicletas de niño
Rueditas adicionales dificulta aprender a montar bicicleta

Rueditas adicionales en la bici para no caerse

Generalmente ente los 4 y 8 años, los niños tienen acceso a una bicicleta. Este artefacto tiene la particularidad de no poder ser utilizado sin un entrenamiento previo, en tanto implica la formación de una habilidad en el niño, sin la cual resulta imposible disfrutar de sus bondades.

Aprender a montar bicicleta representa peligro para el niño, es raro que se logre sin llevarse de recuerdo al menos un rasponazo en las rodillas. Los niños por lo general muestran temores a caerse, lo cual dificulta la tarea de los padres de enseñarlos a montar bicicleta. Pero los fabricantes de ciclos para niños lo saben y, para paliar la situación, dotan el equipo con un par de rueditas adicionales que se colocan a los extremos de la rueda trasera.

Buena solución sin dudas, las rueditas evitan, en gran medida, las posibles caídas. Al tener rueditas adicionales el temor del niño se reduce y en consecuencia acepta con mayor facilidad montar su nueva bici. El problema radica en que mientras tenga las rueditas puestas el niño no aprenderá a montar sin ellas, lo que prolonga indefinidamente el tiempo de formación de la habilidad, por la negativa del niño a que le retire el aditamento.

Si la bici a que tiene acceso el niño no tiene esa posibilidad el resultado es muy diferente. Sin las rueditas, solo una semana de entrenamiento es tiempo más que suficiente para aprender a montarla.

Las rueditas adicionales dificultan el proceso para que los niños aprendan a montar bicicleta Clic para tuitear
Solución mágica: Andador para bebé
El andador retrasa el desarrollo psicomotor para aprender a caminar

Andadores para bebés

Entre los 9 meses y el año de vida, los bebés comienzan a dar los primeros pasos. La marcha eréctil o bipedestación, implica una fuerza muscular, coordinación viso-motora, sentido de la posición espacial y equilibrio, de los cuales el lactante adolece.

El peligro de caer es muy alto, la marcha se va dominando, pero por un período más o menos largo resulta muy insegura. Los padres temen que el niño caiga, que se golpee con paredes, piso o algún objeto.

La ansiedad familiar aumenta en este sentido y la solución no se hace esperar. Comprar un andador, caminador o taca-taca. Una especie de aro en el que se introduce el niño, con patas adicionales y abiertas provistas de ruedas, que compensan la inestabilidad de la marcha y reduce las caídas.

Ya la familia puede respirar en paz, los temores se disipan. Pero cuidado, el tiempo en que el niño dominará la marcha se prolongará de manera importante, la formación de sus habilidades motoras se retarda y aumenta el temor del niño a caminar sin el apoyo, proporcionalmente con la disminución del temor del adulto a las caídas.

El uso del andador para bebé retrasa su desarrollo psicomotor para aprender a caminar Clic para tuitear
Solución mágica: Pañales absorbentes para bebé
El pañal absorbente retrasa el control nocturno del esfínter

Pañales absorbentes para bebé

Los primeros años de vida, el niño no controla el esfínter vesical, se orina con mucha frecuencia y su nivel de desarrollo no le permite avisar. Se orinan por el día cuando están despiertos y por la noche se orinan en la cama mientras duermen.

Constantemente mojan la ropa, las sábanas, el piso, los muebles y hasta a las personas. Es una tragedia. A las ya aumentadas exigencias a la familia se suma, por esta causa, un aumento significativo de actividades relacionada con la limpieza, lavado y aseo, en aras de mantener la higiene adecuada.

Cargas de ropa a lavar diariamente, sin posibilidad de acumularla para un día específico. Las complicaciones aumentan en las necesarias salidas de casa, demasiadas incomodidades para la madre. Solución, culeros y pañales absorbentes desechables. Se acabó la ropa mojada, con ellos todo es más fácil y cómodo, incluso se reducen las interrupciones del sueño del niño y de los padres.

¡Pero cuidado! Si bien el control de esfínter vesical diurno se alcanza con una diferencia de tiempo casi imperceptible, el control nocturno amenaza con no lograrse nunca. El uso de los pañales absorbentes lo retarda, en algunos niños, en ocasiones por años. Siga nuestras recomendaciones si su niño se orina en la cama.

Solución mágica: Niño mirando TV

TV y teléfonos para que el niño esté tranquilo

Muchos padres recurren al uso de televisores, telefonos inteligentes, tablets y demás equipos con pantalla para que el niño esté tranquilo y no corra peligro. Cuando el niño es pequeño hay que estar siempre pendiente de él, lo coge todo, todo se lo lleva a la boca, mete los deditos en cualquier lugar. Los niños en las primeras edades están siempre de una cosa en otra, no pueden estar tranquilos, no se entretienen durante mucho tiempo con nada.

Cuando el niño es pequeño hay que estar siempre pendiente de él Clic para tuitear

Estas características muchas veces alcanzan el apelativo de insoportables y no siempre porque la conducta sea anormal, sino más bien porque el nivel de tolerancia en la familia es muy bajo, no por culpa de ellos, frecuentemente, por los niveles de estrés a los que están sometidos los padres por múltiples causas.

La solución mágica aparece, toda suerte de aparatos con pantallas que entretienen y atrapan la atención del niño por espacios muy prolongados de tiempo. Por mi trabajo, he conocido de niños que consumen pantallas por espacios de 6 horas diarias desde mucho antes de haber cumplido el primer año.

Con las pantallas el niño se está quieto y estático en el lugar, los padres se relajan, el niño deja de ser un problema. Pero la idea de que los riesgos para el niño disminuyen frente a una pantalla es engañosa, todo su desarrollo psicológico está en grave peligro. El pensamiento, el lenguaje, la comunicación, las habilidades psicomotoras, la atención, están siendo sacrificadas.

En un estudio científico que leí, decía que por cada hora que el niño menor de tres años está frente a la pantalla deja de aprender 8 palabras. Imagine que ocurrirá en dos o tres años, saque usted mismo la cuenta.

Le invito a leer y a aplicar nuestros consejos del artículo Los niños y las pantallas de video

¿Funcionan las soluciones mágicas?

¿Son buenos los chupetes para los niños pequeños? ¿Ayuda realmente el uso constante de pañales desechables? ¿Es conveniente que los niños pequeños vean videos y se expongan a pantallas? ¿Es adecuado el uso de andadores en bebés sanos, cuando aprenden a caminar? ¿Son válidas las soluciones mágicas que se nos ofrecen, para solucionar problemas en la educación de los niños?

La respuesta a todas estas preguntas es sí. Son increíbles los efectos positivos que se logra con ellas a corto plazo, Son grandes los logros, pero nunca tan grandes como los efectos negativos que pueden tener a mediano y largo plazo.

La comodidad no es amiga de quien educa, educar a sus hijos implica esfuerzo personal. Clic para tuitear

La comodidad no es amiga de quien educa, educar a sus hijos implica esfuerzo personal. Tratar de evitar esforzarse es legítimo, pero por lo general, si lo logras, es que no estas educando o no lo estás haciendo bien.

¿Qué otras soluciones mágicas usan los padres en la crianza de sus hijos? Coméntanos tu opinión en el formulario de comentarios mas abajo.

A %d blogueros les gusta esto: